Salud

Ácido fólico en el embarazo: Vitamina esencial

ácido fólico en el embarazo

Mucho se ha hablado del ácido fólico y la importancia que tiene en el embarazo y la prevención de malformaciones en el feto. Pero esta vitamina del complejo B tiene muchos otros beneficios.

¿En qué nos ayuda el ácido fólico?

El ácido fólico estimula el sistema nervioso desde la concepción, previene la anemia, favorece a las uñas, cabello y dientes. Nos mantiene alegres y evita problemas cardiacos.

El ácido fólico es una sustancia que interviene en todos los procesos corporales, desde una correcta división de las células que conforman los tejidos de nuestros órganos, huesos y sangre, e incluso hasta una buena digestión.

¿Cómo se le conoce?

Se le conoce como folato, palabra latina que significa hoja, debido a que esta vitamina se encuentra principalmente en alimentos de origen vegetal, sobre todo en las hojas de color verde oscuro.

Prevenir la anemia y tener buena hemoglobina

Gracias al ácido fólico podemos prevenir la anemia, porque esta vitamina participa en la formación de glóbulos rojos para que nuestra sangre transporte el oxígeno y nutrientes a todo el cuerpo, manteniendo un adecuado nivel de hemoglobina. La carencia puede ocasionar debilidad, irritabilidad, depresión, retraso en el crecimiento, llagas bucales o pérdida de apetito.

Las taquicardias pueden prevenirse con el consumo regular de ácido fólico. Las vitaminas B9 y B12 están asociadas en la producción de glóbulos rojos e, igualmente en la protección de los sistemas cardiaco y nervioso; en especial desde la gestación, reduciendo así el riesgo de malformaciones como la espina bífida y estimulando una buena función cerebral.

¿Dónde lo encontramos?

Como el ácido fólico es una vitamina hidrosoluble, el folato se elimina en la orina, de ahí que no se acumula en el cuerpo como otras vitaminas que se metabolizan en la grasa corporal.  Esto hace que su exceso en el consumo no sea dañino, pero puede ocultar la deficiencia de la vitamina B12.

  • En los vegetales. Lo encuentras en alimentos como las acelgas, espinacas, habas, palta, col, rabanito, esparrago, lechuga, camote, cereales, lentejas, chirimoya, plátano, limón, naranjas, uvas negras y melón. Hay que consumirlos crudos o cocidos al dente, para no perder la vitamina.

  • En otros alimentos. También está en alimentos de origen animal como el hígado de res, pollo, leche, queso, yogurt.

  • Es recomendable la indicación médica; pero se sabe que toda mujer que se encuentre entre los 15 y 45 años, etapa en la que podemos ser madres, debería consumirlo a diario, especialmente tres meses antes de embarazarse, como mínimo, y durante la lactancia del bebé.

Nota: MiMejorGuia.com es una página informativa, le recomendamos que consultes con tu médico si presentas algún malestar.

Leer más temas de salud aquí: https://www.mimejorguia.com/categoria/salud/

Facebook Comentarios

Administrador de Mi Mejor Guia

Somos un grupo de profesionales con vocación de servicio. Brindamos la mejor asesoría para ayudar a las personas ser mejores ciudadanos.