Educación

Autoestima Baja: Acciones que lo causan

autoestima baja

Una autoestima baja nos hace sufrir y nos impide lograr muchas metas que deseamos. Debemos reconocer el nivel de autoestima que tenemos.

La autoestima puede ser afectada por ciertas acciones, en este caso son 7 las que ocasionan una autoestima baja. Conoce cuáles son esas acciones y como hacerle frente para que no te afecte.

Acciones que impulsan una autoestima baja

1.- Descalificaciones

“Yo no soy bueno en esto”; “Eso no es para mí”; “Me va salir mal” son frases que identifican a aquel que se descalifica a sí mismo.

En estos casos, la persona se siente inferior al otro, cree que no puede con eso, se encuentra defectos.

Éste es uno de los pecados que más daño puede hacer a la voluntad de vivir, ya que hace pensar que hay muchas cosas en la vida que no son para otro, y no para uno.

¿Cómo resolverlo?

Enfocándose en las cosas que hace bien, y probando las que piensa que no. Si está con su entorno cotidiano y surge hacer algo en lo que usted no se cree bueno, no diga: “Mejor que lo haga otro”. Su respuesta debe ser: “Yo no sé mucho sobre esto, pero tengan paciencia”. Los resultados pueden no ser los esperados, pero debe aprender a vivir con humor lo que no le gusta de usted.

2.- Emociones negativas

La rabia y la tristeza son sentimientos que surgen cuando uno no puede dejar ir algo, y están muy relacionadas al rencor y al temor al cambio.

Son emociones que lastiman la autoestima y no permiten crecer, porque nos retienen dentro del pasado. Recuerde: por más duro que lo intente, las decisiones tomadas en el pasado no se pueden cambiar. Lo único que se puede modificar es el presente, pero si lo llena de energías del pasado, no lo logrará.

3.- Diálogos internos negativos

Muchas veces nos hacemos comentarios en silencio sobre algún pensamiento o acción, sin darle importancia. Pero debemos prestarle atención, ya que son pensamientos sin restricciones. El problema surge cuando lo que escuchamos de nosotros mismos no son sino autorreproches, retos, decepciones. Entonces, allí hay un conflicto a resolver.

Para hacerlo debemos escuchar atentamente esos reproches, y pensar de dónde vienen, con qué se relacionan (por ejemplo: con el trabajo, el amor, la familia, los amigos). Luego, pensar qué es lo que no nos gusta de nosotros y si realmente la opinión que se tiene de uno mismo es la correcta. En este paso debemos consultar con un amigo o familiar cercano y pedir una opinión objetiva.

4.- Victimización

“¿Por qué a mí?”. Este tipo de pensamientos muestra una actitud pasiva frente a la vida. Cada sujeto nace con las cartas que le tocan, y debe aprender a jugar con eso. Nunca es verdad que la otra persona enfrenta desafíos menores. “Nos fortalece más enfrentar crisis y cartas negativas. No hay que mirar tanto al otro, hay que concentrarse en uno. ¿Cómo? Viendo las situaciones desde una perspectiva diferente y tomando las riendas de nuestra vida.

5.- Carencia de estímulos positivos

Puede tomar dos formas diferentes. La primera está relacionada a las creencias inadecuadas y los diálogos negativos internos. Sucede cuando un sujeto no cree en él, si bien los demás le indican lo positivo de su personalidad, y además siente que lo que le dicen son simples halagos ya que esas personas le tienen estima. Al ser un problema complejo y de fuerte arraigo, se recomienda la ayuda terapéutica.

La segunda forma ocurre cuando los estímulos negativos del entorno determinan por completo la autoestima de un individuo. Así, si se encuentra en un espacio en el que recibe malos tratos, usted terminará por crecer que realmente los merece. Para deshacerse de este sentimiento debe aprender a escucharse y a dejar de dar autoridad a las palabras de los otros, sobre todo si se trata de personas que no le hace bien.

6.- Creencias inadecuadas

Desde niños la sociedad nos inculca un sistema de creencias acerca de “lo que se puede y no se puede hacer”. A medida que crecemos nos transformamos pues nuestros deseos son otros y con nosotros también cambian algunas de estas normas.

Un sistema de creencias determina lo que uno cree que puede y no puede hacer. se presenta como preexistente, y se toma como real. Generalmente está acompañado de mensajes frenadores que vienen desde chicos. Dichos mensajes provocan que creamos como verdadero lo que no es, por ejemplo, que no somos buenos en la cocina, deteniendo nuestro crecimiento personal. Para identificar las creencias inadecuadas, preste atención a su comportamiento: si suele evitar cierto tipo de situaciones porque le provocan angustia e inhibición, esto se debe a que piensa que aquello no es para usted.

Para poder avanzar es necesario fortalecer nuestra mente con mensajes sanadores. ¿Cómo? “Viendo y sintiendo lo positivo de cada persona, cosa o situación, entendiendo que equivocarse no es tan grave, bajando los niveles de exigencia.

7.- Autoexigencia

Si no queda perfecto, no lo hago”; “Hasta que no esté excelente no paro” son pensamientos de las personas autoexigentes, quienes suelen plantearse metas tan altas, que nunca llegan a concretarse, entrando en un círculo de tensión y angustia del que es difícil salir.

¿Cómo cambiar nuestra perspectiva?
  • Empiece a ver lo positivo de las cosas, y no se centre en lo negativo.
  • Elimine frases como “el día estuvo bueno, pero…”. Los “pero” deben dejar de ser el centro de su atención.
  • Se realista con los objetivos que se propone.

Todos podemos luchar contra la autoestima baja, al principio nos va causar cierta angustia, pero siguiendo los consejos ya mencionados podrás hacerle frente y elevar tu autoestima. Nos despedimos con una frase sobre el tema, por el autor Maxwll Maltz.

“La baja autoestima es como conducir con tu mano rota”

Leer más temas aquí: https://www.mimejorguia.com/categoria/educacion/

Facebook Comentarios

Administrador de Mi Mejor Guia

Somos un grupo de profesionales con vocación de servicio. Brindamos la mejor asesoría para ayudar a las personas ser mejores ciudadanos.